Revueltas internacionalista proletario, herido por México: Estampas alemanas (pp. 144-157)

Prof. Dr. Edith Negrín

Edith NegrínEdith Negrín es licenciada en Letras Españolas (1971) y maestra en Literatura Mexicana (1981) por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). También tiene un Master of Arts (1985) por la Universidad de Essex, en Inglaterra. En 1991 se convierte en doctora en Sociología por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Es mimbro del Sistema Nacional de Investigadores.

En su carrera como catedrática, Negrín ha trabajado en la Escuela Nacional Preparatoria, en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Iztapalapa, y en la Facultad de Filosofía y Letras de laUniversidad Nacional Autónoma de México (UNAM), institución en la que también es investigadora de tiempo completo en el Centro de Estudios Literarios del Instituto de Investigaciones Filológicas.

Algunas de sus principales líneas de investigación son la narrativa mexicana del siglo xx(década de los treinta), novela mexicana del petróleo y novela proletaria. También ha estudiado la importancia del papel femenino en la literatura y ha elaborado numerosos trabajos que abordan la obra de narradoras mexicanas como Luisa Josefina Hernández, Magdalena Mondragón, Silvia Molina y Diana Moran.

(Ficha de diccionario de Enciclopedia de la Literatura en México)

Alemania fue una presencia constante y decisiva en varias etapas de la vida de José Revueltas, por diversas razones. El primer contacto, involuntario e ingrato, fue su asistencia al Colegio Alemán, en la capital del país. Los vínculos posteriores, ya en la vida adulta, fueron intencionales y vertebrados por la práctica política. La relación del militante con el país europeo estuvo determinada por su visión del mundo, un complejo ensamblaje ideológico y afectivo impulsado por el sentimiento de extranjería y la necesidad de pertenencia. Una visión normada por el internacionalismo proletario, entre otros postulados del corpus marxista que el escritor asumió desde su temprana juventud y del cual nunca abjuró, y que trataba de conjugar con su y doloroso amor por México.

Germany was a constant presence in various stages of the life of Jose Revueltas, for various reasons. The first contact, unintended and ungrateful, was its assistance to the German School, in the capital of the country. The subsequent linkages, already in adult life, were intentional and vertebrated by political practice. The relationship of the activist with the European country was determined by its vision of the world, a complex and emotional ideological assembly driven by the feeling of aliens and the need to belong. A vision governed by the proletarian internationalism, among other tenets of marxist corpus that the writer assumed from his early youth and from which he never renounced, and that he tried to combine with his intense and painful love for Mexico.

Leave a Reply