Escribir la nación: La Independencia en las obras historiográficas de Carlos María de Bustamante y Lucas Alamán (pp. 73-87)

Jun.-Prof. Dr. Anne Kraume

Anne Kraume es profesora de literaturas iberoamericanas en la Universidad de Konstanz (Alemania), donde está escribiendo una tesis de habilitación sobre literatura e historiografía de la Independencia mexicana.

Su investigación se centra, además, en la noción de Europa en las literaturas europeas de los siglos XIX y XX, en el traslado de saberes entre Europa y América (sobre todo en la época de las Luces), en la intertexualidad bíblica en las literaturas españolas e iberoamericanas, en el ensayo en las literaturas iberoamericanas y en las teorías poscoloniales de la literatura y de la cultura. Es miembro de la red de investigación TransWissen de la « Deutsche Forschungsgemeinschaft » (DFG) y del cluster de investigación Kulturelle Grundlagen von Integration (Fundamentos culturales de la integración) de la Universidad de Konstanz. Entre sus más recientes publicaciones destacan: Vicente Bernaschina/Tobias Kraft/Anne Kraume (eds.): Globalisierung in Zeiten der Aufklärung. Texte und Kontexte zur Berliner Debatte um die Neue Welt (18./19. Jahrhundert), Frankfurt am Main: Peter Lang 2015; „Crítica de la historia – historia de la crítica: Américo Castro y Ernst Robert Curtius”, en: Sergio Ugalde Quintana/Ottmar Ette (eds.): Políticas y estrategias de la crítica: ideología, historia y actores de los estudios literarios, Frankfurt am Main/Madrid: Iberoamericana/Vervuert 2016; „La Biblia en la literatura de la Revolución de Independencia“, en: Daniel Attala/Geneviève Fabry (eds.): La Biblia en la literatura hispanoamericana, Madrid: Editorial Trotta 2016, y „Las luces de la Biblia: El libro de los libros en Francisco Javier Clavijero y fray Servando Teresa de Mier”, en: Markus Ebenhoch/Veronika Österbauer (eds.): Religiosos, ilustrados, científicos y literatos: El factor religioso en la Ilustración española e hispanoamericana, Frankfurt am Main: Peter Lang 2015.

En septiembre de 1810, pocos días después del inicio del movimiento independentista en México, las tropas insurgentes atacan la ciudad de Guanajuato y en especial la llamada Alhóndiga de Granaditas en la cual se habían refugiado las familias peninsulares de la ciudad. La lucha que precede la toma de la Alhóndiga es el primer combate de la guerra de Independencia: una lucha cuya crueldad ha dado después lugar a interpretaciones muy controvertidas. Así, mientras que en las obras historiográficas de autores liberales de la primera mitad del siglo XIX, esa confrontación se ve tratada como el combate tanto legítimo como heroico del pueblo mexicano contra los usurpadores españoles, historiadores conservadores la interpretan como la primera prueba del embrutecimiento que, en sus ojos, seguirá caracterizando al movimiento independentista en los años por venir. Por lo tanto, el artículo analiza la descripción del asalto a Guanajuato en dos obras historiográficas de mediados del siglo en las cuales esta diferencia se perfila de manera contundente: mientras que el Cuadro histórico de la Revolución Mexicana de Carlos María de Bustamante (primera edición 1821–27, segunda edición 1843–46) destaca la valentía de los héroes populares dentro de las filas de los insurgentes, la Historia de Méjico de Lucas Alamán (1849–52) condena la anarquía del movimiento insurgente que amenaza lo que él percibe como el orden ejemplar del Virreinato. En ambas obras, el relato sobre la victoria insurgente en Guanajuato funciona como una micro-historia dentro de la narrativa global de la guerra de Independencia. De ese núcleo narrativo se desprende una imagen nítida de la nueva nación mexicana y de su legitimidad, en la obra de Bustamante, o de su problematismo, en la de Alamán.

In September 1810, just a few days after the start of the Mexican War of Independence, insurrectionary troops attacked the city of Guanajuato. This included storming the so-called Alhóndiga de Granaditas – a granary in which the peninsular families of Guanajuato had taken refuge. The conquest of the Alhóndiga was the first combat of the War of Independence and its cruelty elicited multifarious and often controversial interpretations over the course of the nineteenth century. On the one hand, the historiographical works of liberal-leaning authors treated the confrontation as the Mexican people’s legitimate and heroic combat against their Spanish usurpers. On the other hand, more conservative historians took it as the first proof of a ferociousness and brutality that would, from their point of view, come to characterize the independence movement. This article analyzes the description of the assault of Guanajuato in two historiographical works from the middle of the nineteenth century, both of which illuminate something of these two perspectives. While Carlos Maria de Bustamante’s Cuadro histórico de la Revolución Mexicana (first edition 1821–27, second edition 1843–46) foregrounds the bravery of the popular heroes among the insurgent lines, Lucas Alaman’s Historia de Méjico (1849–52) condemns the anarchy of the independence movement and its threat to what he thinks is the perfect organization of the viceroyalty. In both works, the narration of the insurgent victory in Guanajuato functions like a micro-history of the global narrative about the War of Independence. The narrative nucleus allows for a sharp image of the new Mexican nation and its legitimation in Bustamante’s work, and of its dubiousness in Alamán’s.

Leave a Reply