El tráfico de órganos en Loverboy de Gabriel Trujillo Muñoz y Los niños de colores de Eugenio Aguirre

Martha Grizel Delgado Rodríguez M.A.

LoverboyEstudió Letras Hispánicas en la Universidad Nacional Autónoma de México. Después hizo una Maestría en Lingüística en la Universidad de Düsseldorf becada por el DAAD. Trabajó en la editorial Klett en Stuttgart como editora. Desde enero de 2009 trabaja en la editorial Cornelsen en Berlín, donde participa en la elaboración de Encuentros 3000. En 2010 colaboró en la coordinación del proyecto de Doris Wieser de entrevistas a escritores del género policial en América Latina y África lusófona: Crímenes y sus autores intelectuales (Munich: Meidenbauer).

Dr. Doris Wieser

Los niños de coloresDoris Wieser estudió Letras hispánicas, lusófonas y alemanas en la Universidad de Heidelberg, la Universidade de São Paulo y la Universidad Nacional Autónoma de México. Después de terminar el Magister (2003) trabajó en la editorial Klett en Stuttgart como editora. Desde octubre de 2008 es profesora asistente de literatura iberoamericana en la Universidad de Göttingen. Presentó su tesis de doctorado en 2011 sobre la literatura policial y negra en América Latina de las últimas dos décadas: Der lateinamerikanische Kriminalroman um die Jahrtausendwende. Typen und Kontexte (publicación en preparación). En 2010 publicó un libro de entrevistas a escritores del género policial en América Latina y África lusófona: Crímenes y sus autores intelectuales (Munich: Meidenbauer). Sus áreas de interés son la literatura latinoamericana de los siglos XX y XXI así como las literaturas africanas de lengua portuguesa.

En este artículo analizamos dos obras de la literatura policiaca mexicana que hablan de un tema en común, la trata de personas con la finalidad de traficar con órganos: Loverboy (2002) de Gabriel Trujillo Muñoz y Los niños de colores (1993) de Eugenio Aguirre. Para ello, primeramente esbozamos un panorama de la violencia actual en México (1), luego, resumimos el marco teórico en el que nos basamos (2). Posteriormente, analizamos ambas obras, cuestionando sobre todo las técnicas narratológicas empleadas y sus efectos así como su nexo con la situación político-social (3 y 4). Terminaremos con unas breves conclusiones tanto a nivel teórico como a nivel interpretativo (5). El presente artículo se puede tratar interdisciplinariamente dado los datos de fondo. Las novelas que aquí se tocan hacen referencia a crímenes basados en la realidad latinoamericana. A pesar de la importancia del tema, en este ensayo no se privilegia el punto de vista sociológico, pero como no se puede ignorar la magnitud de los crímenes, se han agregado por ello algunas fuentes que pueden ser de interés para estudios en disciplinas sociales.