El fantasma de la frontera. La Llorona como símbolo nacional en la literatura chicana y del Norte

Dr. Martin Baxmeyer

Foto_BaxmeyerProfesor asistente de literatura española y latinoamericana en la Westfälische Wilhelms-Universität de Münster. Se doctoró con una tesis sobre la literatura anarquista de la Guerra Civil española: “Das ewige Spanien der Anarchie. Die anarchistische Literatur des Bürgerkriegs (1936-1939) und ihr Spanienbild“. Entre 2008 y 2010 dirigió el proyecto de investigación: „La legitimación de la violencia física por el Vaticano durante la Guerra Civil“ en el Exzellenzcluster 212: “Religion und Politik in den Kulturen der Vormoderne und der Moderne”. Entre 2010 y 2012 fue professor asistente de literature y cultura española y francesa en la Universidad de Bielefeld. Varias publicaciones sobre la literature y cultura anarquista, el proceso memorial en la Argentina y el teatro contemporáneo español.

La Llorona, quizás el fantasma más famoso de la cultura Mexicana, se ha convertido, tanto en su significación popular como en su presencia literaria, en un símbolo de la nación – una nación de parias sin embargo: pobre, explotada y oprimida por el gran vencino en el norte, los EE. UU. Sobre todo en el norte del país, la presencia de la Llorona es indisputada: Investigaciones antropológicas recientes han probado que una mayoría de los habitantes en las zonas fronterizas está convencida de la existencia física de la Llorona. En cierta manera, ella forma parte de su vida cotidiana y funciona como seña de identidad tanto para los ciudadanos mexicanos como para los chicanos y emigrantes al otro lado de la frontera. La literatura del norte y la literatura chicana han utilizado el mito de la Llorona y explotado su fuerza simbólica en varias ocasiones. Como era de esperar, las interpretaciones del fantasma diferen mucho según el context histórico, politico o literario. Lo que si es constante es su presentación como símbolo de una nación en peligro, la “Madre Patria” solidaria que sufre con los perdedores de la historia. De esta manera, el símbolo literario de la Llorona deconstruye un discurso nacionalista tradicional donde habitualmente se crea la imágen de un México viril, fuerte, guerrero y triunfante. Se podría decir que la Llorona no solo es un “fantasma de la frontera” en el sentido estricto de la palabra, sino que anda por las ideas establecidas del nacionalismo mexicano también.

This contribution discusses the signifying potential of Mexico’s most famous ghost, La Llorona, as an alternative symbol of the Mexican Nation. It analyses both its representation in popular culture and music and in two works of literature published north and south of the Mexican border: Rodolfo Anaya’s novel The Legend of La Llorona and Eduardo Antonio Parra’s short story La piedra y el río. It becomes evident that literature and ‘high art’ in general tends to reduce the signifying potential of popular myths, but at the same time defines a more precise meaning of its mythical symbols which often follows the political or social needs of the moment. In popular culture as in literature, the Llorona not only is a symbol of the frontier in its widest possible meaning, but a loving, caring presence, stabilizing the community and reminding those who have to leave the country of the very basis of their culture and their national duty – which is somewhat surprising for a ghost who has murdered her own children and threatens (especially) men with death.