¿De quién es la metrópoli? Monumenta: Una estética de la resistencia

Meike Schmitz M.A.

Meike Schmitz estudió Literatura y Cultura en la Universidad de Siegen. Luego realizó un Master de Estudios Latinoamericanos Interdisciplinarios en la Universidad Libre de Berlin, especializándose en Literatura. En el marco de estos estudios fue becada por la DAAD para llevar a cabo una investigación sobre el Arte Performativo en La Ciudad de México, tema al que también abocó su tesis final. De 2008 a 2010 finalizó el Master en Dramaturgia en la Hochschule für Musik und Theater de Hamburgo, Alemania. Actualmente trabaja como dramaturgista en el Deutsches Theater Berlin

El espacio urbano publico de la metrópoli mexicana es un espacio reñido. Especialmente en el centro histórico, diferentes intereses se chocan: Por un lado existen las tendencias homogenizantes de la gentrificación, el imaginario oficial de una ciudad limpia, atractiva y global. Por otro lado tenemos numerosas intervenciones informales que también dan forma y producen el espacio publico. Diferentes actores se apropian de dicho espacio público, lo sobrescriben con sus imaginarios propios y generan de esta manera una estética alternativa, una estética de resistencia. El presente artículo analiza la intervención artística en el espacio urbano como parte de esta estética de resistencia. El arte en el espacio público tiene la capacidad de oponerse al imaginario oficial de la ciudad, la capacidad de dibujar sobre la realidad social espacios simbólicos y producir de esta manera un imaginario alternativo. Esto es lo que intenta conseguir la acción Monumenta, realizada en el 2007 por siete artistas mexicanas y objeto de análisis central del presente artículo. A una realidad urbana recibida como predominantemente masculina, las artistas oponen su utopía de una ciudad feminizada. El punto de ataque que eligen son los monumentos que bordean el Paseo de la Reforma y que representan la historia oficial de la ciudad y de la Nación. Partiendo de una posición feminista, las artistas transforman la “ciudad de los monumentos” en “la ciudad de las monumentas”; su medio es la apropiación del espacio por la intervención artística.