Estímulo X

Octavio Paz y José Revueltas: dos repuestas al dilema política-literatura (pp. 21-27)

Armando González Torres

González Torres

Poeta y ensayista. Estudió en El Colegio de México. Publica en diversas revistas y suplementos del país y del extranjero. Ha ganado diversos premios nacionales como el “Gilberto Owen” de poesía y el “Alfonso Reyes” y “José Revueltas” de ensayo.

Es autor, entre otros, de cinco libros de poesía, de los ensayos “¡Que se mueran los intelectuales!” y “Las guerras culturales de Octavio Paz” (recién reeditado por el COLMEX) y de los libros de aforismos Sobreperdonar y Salvar al buitre.

Octavio Paz y José Revueltas son dos rostros de México pero no tan antagónicos como se creería.  Ambos enfrentan dilemas muy similares y tienen que dar una respuesta política y estética a las mismas circunstancias. Este texto busca abordar la manera en que estos dos grandes escritores, se sumaron y, a la vez, subvirtieron, la corriente hegemónica de la época, que propugnaba por una literatura realista, pedagógica y pragmática, que privilegiaba los temas sociales y la necesidad de forjar patria. Frente a la tendencia a hacer de la literatura un instrumento pedagógico, al servicio de las causas políticas correctas, ambos  practicaron una literatura personal y con alta conciencia de su autonomía. Por supuesto, ambos deploran la satanizada noción del artista inmerso en la torre de marfil y buscan un arte significativo, que cambie al individuo y contribuya a la transformación social; sin embargo, con distintos matices, ambos cultivan una literatura crítica que en poco se adapta a las ortodoxias ideológicas a las que, en algún momento, son cercanos.

Octavio Paz and José Revueltas are two faces of México but not as antagonistic as could be believed.  Both face similar dilemmas and they have to give a political and aesthetic response to similar circumstances. This text seeks to address the way in which these two great writers, joined and, at the same time, subverted the hegemonic notion of the era, which advocated for a realistic, pragmatic, and educational literature. In response to the trend to make literature a pedagogical tool in the service of the correct political causes, both practiced a literature personal and with high awareness of their autonomy. Of course, both deplore the demonized notion of the artist immersed in the ivory tower and seek a significant art, that change to the individual and contributes to the social transformation. However, both cultivate with different shades a critical literature that rejects the ideological ortodoxy.

Leave a Reply